La leche condensada es una preparación de leche, normalmente de vaca, a la que se le ha extraído el agua y se le ha añadido azúcar, de lo que resulta un producto denso y de sabor muy dulce, que puede conservarse durante varios años en perfecto estado si está envasado al vacío, incluso sin refrigeración, mientras no se haya abierto.

Su invento surgió en el siglo XIX como consecuencia de que la leche normal no se podía almacenar sin estar refrigerada por más de un par de horas, puesto que al estar contaminada de bacterias provenientes del proceso ordeñación de los animales, su consumo generaba frecuentemente intoxicaciones alimentarias.

En su elaboración el agua se extrae de la leche ejerciendo sobre ella lo que se llama presión reducida, negativa o de vacío, hasta obtener un líquido denso. Este proceso se conoce como espesamiento o concentración. Posteriormente se le añade azúcar en una proporción que va desde el 30% al 50%, en función de si lo que se utiliza es leche entera o e leche desnatada respectivamente. Para garantizar su estabilidad a temperatura ambiente se somete a un tratamiento de calor. La leche condensada no precisa esterilización porque la alta concentración de azúcar impide por si sola la presencia de gérmenes.

La leche condensada se usa en innumerables recetas de dulces y postres en países como España, Brasil, Rusia, Colombia, Panamá, Chile, Perú, Venezuela o Méjico. En muchos países sudamericanos, por ejemplo, se emplea en las recetas del arroz con leche. En en País Vasco, sin embargo, es un ingrediente opcional de las muchas recetas del pastel vasco llamado "goxua".

En Jurado puedes encontrar las dos variantes de leche condensada, la entera y la desnatada, además de tener la posibilidad de comprarla nuestro formato antigoteo.  

El dulce de leche es un dulce tradicional del que diversos países se atribuyen su origen y que se considera una variante caramelizada de la leche. Este producto recibe diferentes nombres según el país en el que se consume y también presenta algunas variedades regionales. Es muy utilizado en postres como alfajores, muffins, panqueques, tortitas, helados, gofres, tartas o pasteles.

Aunque se produce en distintos países, a uno y otro lado del océano, ninguno de ellos ostenta a día de hoy la Denominación de Origen.

En Argentina, por ejemplo, se dice que un noble reclamó a su criada la taza de mate con leche que le había pedido hacía un buen rato y que ella, al oír su petición, recordó asustada en aquel instante que había dejado la leche con azúcar en el fuego durante demasiado tiempo. Al regresar a buscar la lechada, la criada se encontró con una sustancia espesa y de un color acaramelado cuyo sabor agradó. Se cuenta que dio a probar el dulce a su señor y él también quedó encantado, tanto que lo compartió con su invitado mientras debatían asuntos de estado.

Sin embargo, en Chile consideran que esta anécdota es sólo una inventiva derivada de otro suceso acontecido en Chile doce años atrás y explica que, tras la llegada del Ejército de los Andes a Chile en 1817, se produjo la difusión de este producto chileno hacia el Río de la Plata y Perú por parte de un noble argentino a quien fascinaba el dulce. Por otro lado, en Paraguay y Uruguay el dulce de leche también se considera un producto de la tradición nacional. Algunos historiadores incluso citan que el dulce de leche se ha encontrado en escritos de diversas culturas antiguas, desde la India hasta Filipinas.

Si bien el dulce original se cocina normalmente con leche de vaca, también puede prepararse con leche de cabra, aunque es el menos común. De hecho, cada variante del nombre en los distintos países en los que se consume, representa precisamente una variante en su elaboración. En Rusia, por ejemplo se prepara generalmente hirviéndolo durante 3 o 4 horas a fuego lento. En unas regiones se cocina con canela, en otras con café o cacao y en algunas simplemente varía la proporción de azúcar añadida.

En Jurado, para ponértelo fácil, te presentamos el dulce de leche ya preparado y listo para su consumo.

Marcas

Cursos para baristas

Marcas